3 casos en los que compartir en Facebook es ‘not precís’

Vale sí, Facebook nos ha ayudado en muchas ocasiones pero en muchas otras nos hace un flaco favor. Ejemplos: tres.

12628401_1129508163727922_4954172528229876497_o

1. Mensajes subliminales después de una ruptura: Mi no entender. O sea que lo habéis dejado y no os dirigís la palabra pero en cambio no tenéis problemas en lanzaros dardos envenenados en forma de “me siento” en Facebook ante todos los parroquianos amigos. Calladitos estáis más guapos. En serio: Esa foto con mensaje incluido que va dirigido a tu ex es PRESCINDIBLE, evítala. Ya escuchamos tu casette de pena y ruptura a diario; no es necesario que lo hagas multicanal.

2. Oda a la felicidad con ‘el otr@’ después de un periodo, ni corto ni largo, de luto . Después de un tiempo prudencial has encontrado a otr@ que te baila el agua. Enamorada a tope, butterflies in the stomach, ni comes, ni duermes, ni de . Y estás emperrado en que todos lo sepamos. O simplemente todo esta verborrea enfermiza de felicidad es un síntoma de que no has olvidado a tu ex y que lo único que quieres es que “le llegue” la buena nueva de lo feliz que eres sin él. Resulta sospechoso que ahora pregones en tu muro tu amor a los cuatro vientos cuando ni tan siquiera etiquetabas al anterior en las fotos en que salíais juntos. Haz introspección con urgencia.

3. Seriously: NO ERES MODELO. Quicir, no eres difícil de mirar pero no insistas en postureos sin sentido. Y yo te pregunto: ¿A qué responden  esas fotos rebuscadas o poses imposibles de falsos robados? ¡Te vas a descuajeringar un día de estos con tanta contorsión! Destierra los selfies, las fotos falsamente artísticas y baja tu ego que, como se caiga del burro, es seguro no sobreviva al impacto. ¿Podrás sobrevivir sin likes? ¿sin yo-me-mi-conmigo

Not precís.

_________

Si te gusta lo que has leído sígueme AQUI

Anuncios

Mi exnovia se casa: 5 cosas que no tienes que hacer

Como en todo, las relaciones amorosas pueden acabar de dos maneras:  bien o mal.

Las relaciones que acaban bien son generalmente aquellas en las que tu pareja fue tu amiga antes de ser tu novia o puede ser que, después de una relación muy larga, se os gastó el amor de tanto usarlo o de no usarlo en absoluto. Tanto en una como otra los lazos de amistad y respeto persisten.

Por eso llega el día en el que te enteras que tu ex se casa. No te enteras por ciencia infusa, sino que es ella misma la que te lo comunica.  Dada esta circunstancia, y sobre todo si tienes nueva novia, hay una serie de cosas que no debes hacer NUNCA. A saber:

  1. No llames a tu novia actual al segundo cero para contarle la buena nueva: A tu novia le importa un mierda muy grande el devenir amoroso de tu ex. Aunque tengas una repentina diarrea de sinceridad, tómate un Fortasec y contente.
  2. Si no hay remedio y ya se lo has contado, cíñete a hablar de tu libro: Ya la has cagado, boca-chancla. Evita cagarla más.  Lo primero que te va a preguntar tu novia es qué has sentido; si has sentido un vuelco en el corazón, butterflies in the stomach o una pena inusitada. Tu responderás a esta y todas las preguntas subsiguientes de este tercer grado, las siguientes frases: Me ha dejado entre fresco y tranquilo. Estoy feliz por ella. Pero lo más importante cariño es que estoy enamorado de ti y soy muy feliz contigo. Memoriza estas frases a fuego. Este es tu libro y sólo hablarás de él. Repite hasta la saciedad.
  3. No le cuentes a tu novia más detalles de los necesarios: Ni se te ocurra contarle los pormenores de tu conversación con tu ex. Evita comentarle que has sido el primero al que ha llamado para comunicarle la noticia y tampoco le cuentes que se ha puesto medio tierna cuando te ha confesado que siempre estará enamorada de ti y que jamás habrá nadie como tú. Podrá haberte puesto enorme de ego pero como se entere tu novia lo que va a ser enorme es la que te va a caer.
  4. No te autoinvites o des por hecho que estas invitado a la boda: No seas flipao. Aunque sigáis siendo buenos amigos tanto tu ex como tu novia tendrán que decir algo a este respecto. ¿Cuándo vas a enterarte de que ni pinchas, ni cortas, ni pegas, ni coloreas? Si tu novia no te deja ir a la boda o tu ex no te ha invitado porque no le ha salido de la peineta, se un caballero: envíale un ramo de flores pero no olvides tomarte otro Fortasec para que no te vuelva a dar la diarrea de sinceridad contándole esto también a tu novia.
  5. No le pidas a tu novia en ese momento que se case contigo. Ni siquiera le insinúes el tema con un y nosotros para cuándo o nosotros los próximos. Tu novia podría tener la ligera sensación de que eres un cretino oportunista . Créeme que ella ya tiene imaginado al milímetro cómo quiere que le pidas que se case contigo y te aseguro que no hay parecido remoto.

casablanca

Hoy he sabido que me hago mayor

reloj

A los treinta y poquitos tu único achaque físico suele ser que no puedes pillarte la  cogarza jueves, viernes y sábado porque te resultaría casi imposible arrastrar tu cuerpo-escombro al trabajo.

Hasta que un día te duele el culo, más concretamente el coccis y tardas 2 años en realizarte la prueba que te mandó el especialista al prediagnosticarte, una simple hinchazón.

Y llega el día en el que sientes que te estás haciendo mayor.

– Efectivamente bonica, tienes una hernia de capitán general arriba del culo. Es precoz, pero que sepas que la tienes hace mucho tiempo, que esto no son champiñones que crecen de un día a otro. Por otro lado si, como me dices, te duele el cuello es posible que tengas una hernia cervical porque generalmente cuando uno tiene una hernia seguro que tiene  amigas. Ah, veo por aquí un algo en el ovario izquierdo. No tiene importancia; parece un quiste. – Empieza a rellenar un volante para el ginecólogo y lo desliza sobre la mesa hacia mi– Vete al ginecólogo. Y hazte otra resonancia para ver las cervicales. Para la que ya tienes vete –otro volantito deslizante– a un medico rehabilitador para ponerte el culo duro. No utilices zapatos planos, haz ejercicio y no engordes.

-Pues te ha dejado apañadita en un momentito. Estás hecha una mierda, hija- sentencia mi santa madre, tan reconfortante como siempre.

Y yo que sólo creía que me dolía el culo… Hoy he sabido que me hago mayor.

A la mañana siguiente ya tenía todas las cita concertadas; me había comprado unas nike pegasus 32 con cámara de aire incorporada; y en mi paseo matutino por el river de valencia apretaba el culo en cada zancada como si no hubiera mañana .

 

Experiencia en el interior del tubo blanco

descarga (2)

Siempre hay una primera vez para todo. Ayer me hicieron mi primera resonancia. La prueba consiste en que te meten en una especia de tubo blanco con la postura de muerto-en-el-ataúd. No solo la posturita de entrada al aparato tirá p’atrás, la falta de espacio también. Nunca he tenido claustrofobia pero, después de ver ese monstruo marino, pude imaginármelo. Lo primero que pensé fue: y si se va la electricidad ¿cómo carajo salgo de aquí? Ceniza, soy.

Mi hermana Bubby, que ya le han hecho un par de veces esta prueba, me dijo, -Nena, que te seden porque si no vas a montar un numerito.-

-Numerito el que montaste tú cuanto te lo hicieron-, saltó mi señora madre, siempre con la antena puesta.

Decidido. Que me droguen.

Llego al hospital, con look de hospital. (Hay que tener un look para todo). Es decir lo más cómoda y tirada que puedo, a lo perro-flauta. Me pongo  la batita de turno. (No he querido preguntarme si estaba limpia, dada la vuelta, si tendría una o mil puestas etc.  Lo que sí estaba era impecablemente planchada, y con eso me voy a quedar.)

Informo a la anestesista de que es mi primera vez y me veo valiente, aunque no descarto la sedación;  no quería yo perderme la oportunidad de colocarme un ratito.

Me dejo hacer para que me ponga la vía.

-Hay que traerse las venas de verdad, no la de los domingos- me dice. (Es genético, además de tener muñones por manos, tengo hilos por venas, qué le voy a hacer) La muy jodía me pincha dos veces. Auuuuuuu. Su compañero, el ingeniero del tubo blanco, me pregunta -Y a ti qué te pasa- Me duele el culo, respondo. -Pues ahora te duele la mano.- Qué cachondo el tío.

-Ya me vas diciendo tú cuando paro- me dice la anestesista, mientras me enchufa el gotero.

Esto son droguitas a la carta y lo demás son tonterías. (Creo que me han puesto una micro gota porque de lo despierta que estoy puedo arrancarme por bulería con palillos incluidos, en cualquier momento.) Mierda, no hay colocón que valga.

Acto seguido, para que no me mueva y salga a la primera,  me cubren con una sábana de lado a lado, ciñéndola al cuerpo. Ya era una momia completa. Solo me faltan las dos monedas para el barquero.

Una vez dentro, 30 minutos de ruido ensordecedor muy muy asqueroso, movilidad únicamente en las pestañas mientras a tu cuerpo le da por que le pica todo justo ahora cuando no puedes rascarte,  y poco más.

Si padeces claustrofobia te recomiendo la prueba con sedación porque el espacio es realmente pequeño.

Lo peor de todo: el dolor de cabeza por el hambre (llevaba 6 horas en ayuno) y el maldito ruido. ¿He dicho que era muy muy asqueroso? Pues lo repito.

Lo mejor de todo: Que sólo me dolía el culo.

Strong woman yo?…tururú

IMG_0497

Es totalmente cierto. Esto es lo que estás pensando tú ahora mismo al ver la foto. Vamos, que la “strong women” de la que están hablando eres tú. Ay chica, eso nos ha pasado a todas. Vamos a hacer un poquito de examen de conciencia. Seguro que tan strong, fuerte, musculosa, no eres. Ahora lo que si que eres/somos, es un rato creídas.

Lo cierto es que ni somos strong woman (alguna habrá, pronúnciate) ni nada que se le parezca, pero lo que si nos gustan son los hombres de verdad. Ni los homens, ni los homenets, ni los cagamandurrios.

-Cómo son los hombres de verdad?- os preguntaís

– Voy a ser breve pero directa. Hablo de un hombre que sea lo suficientemente valiente para tener miedo; lo suficientemente inteligente para aceptar su ignorancia; lo suficientemente honesto para no mentir. Y que me nos ame incondicionalmente, faltaría más.

-Y dónde dicen que los venden, oiga? – preguntáis de nuevo

– Me temo que están agotados y si tenéis uno en casa, os aconsejo que lo tapéis para que no se constipe – concluyo.

Propongo un nuevo lema para la camiseta: Girls love cagamandurrios….Women prefer FRENADOL

Todas tenemos derecho a creer en princesitas

princesas_tantoda_blog

Esta semana estoy espídica. He empezado un curso de eCommerce, me he aficionado al macramé y tengo pendiente hacer una mega presentación de mi portfolio que se-va-a-cagar-la-puta (perdón). Y además esta tarde he probado el maravilloso mundo de la depilación láser.

Yo me depilaba con cera. Además de que, tanto estirar no debe de ser nada bueno, estoy hasta la peineta de que me soplen 45 euros cada vez quiero quedarme barbilampiña por doquier. Así que he decidido acabar con el problema de raíz, nunca mejor dicho.

Julia, la dueña, una perla de Manacor. Guapa, profesional y simpática. Hemos conectado al instante. Marujeo a tope. Yo en cueros tumbada en la camilla y ella pasándome el cacharro láser. De traca, el bodegón. Ambas con gafas de laboratorio negras. Che, como si estuviéramos en la playa de Cullera, nena.

A las dos nos unen historias jodidas de desamor, aunque yo creo que eso nos une a todas las mujeres, aunque nos emperremos, muchas veces, en desunirnos.

Sigo.

La suya gana por goleada así que resumo:

Chica conoce a chico divorciado y con 2 hijos en Madrid. Chico es 10 años mayor. Se enamora. Se vuelve loca y se va a Madrid a vivir con él. Se entera de que, va a ser, que el hombre tiene 10 años más, o sea 50. (parece que el tío se conservaba en formol, no he preguntado). Trifulca.

Sigo.

Le perdona. Registrando sus cajones, ella se encuentra con pildoritas de viagra a gogó. Empieza a hacer recuento diario de las mismas hasta que un día no le salen las cuentas de la abuela. El dice que se va a Brasil de viaje de negocios. Ella mira su correo. Encuentra un email que le certifica que se ha ido a un hotel de dos millones de estrellas con otra. Lo llama al hotel. Le dice que, o vuelve, o ella se pira. El vuelve. (¿He mencionado que ella estaba embarazada de 5 meses? Pues ale, mencionado queda). En el impasse de la vuelta, la chica de la limpieza le dice que desde el día 1 desùes de empezar su relación con ella y no estaba, en esa casa dormía cada día una mujer distinta. (Digo yo que después de lo de Brasil, esto no nos sorprende). El fulano llega a casa. Ella lo manda a tomar viento fresco y se vuelve a Valencia.

(Me he quedado con cara de pasta de boniato un rato. Sigo en cueros)

(¡Y qué tiene que ver esto con las princesas!)

(Tranquilitos, que ya llega)

La niña también se llama Julia. Su madre me dice: “Quiero que se convierta en una niña que pise fuerte. No quiero que piense que hay príncipes azules. No existen”.

Toda mujer ha tenido una experiencia de desamor en su vida pero la mujer que verdaderamente pisa fuerte, es la que vuelve a levantarse conservando su ilusión. Y yo digo que sí existen las princesas y los príncipes azules, aunque estén en serio peligro de extinción.

Porque, no solo tenemos derecho a creer en princesitas, también tenemos derecho a serlo y  a que nos hagan sentir como tal.

Me pido Cenicienta que creo que Blancanieves, con eso de los 7, es un poco casquivana la chica.

Treinta y tantos, soltera y sin hijos o cumpleaños infantil

 

treintañeras

Llega un momento en la vida de una mujer de treinta y tantos, soltera y sin hijos que la cosa se pone jodida. Tan jodida que incluso te planteas salir con tu madre porque no hay nadie con quien poder salir. Sobre todo porque la mayoría de tus amigos y amigas se han casado y ya tienen 1, 2 o incluso 3 churumbeles. Reza por tener al menos un amigo/a con esta misma circunstancia porque si no te vas a hinchar a cumpleaños infantiles.

Olvídate de compartir con tus amigos que ya son padres, planes como antaño. Olvídate de salidas nocturnas con papa incluida, jueves afterwork, viajes de “solo chicas” o una simple cena entresemana.

Se acabaron esos planes. Y si los hay, serán mañaneros o tarderos; la noche no existe, murió. Sí o sí, como es lógico, te va a tocar un niño que si no dice ni mu, genial, pero si es un terrorista, te da la tarde/mañana a ti y a sus padres. Que si la caca, que si revienta el mobiliario que tiene alrededor, que si se va como un cohete cual escapista con peligro de atropello, que si se pega el morrazo de su vida, que si empieza a chillar como si no hubiera mañana, que si se mueve como un toro mecánico espasmódico.

En realidad la penita más grande es que mientras el niño tiene toda la atención de sus padres, tú te sientes un poquito huérfano. Llamadme nostálgica o egoísta, tanto da.

Así que estos padres, educados y comprensibles intentan hacer planes donde se les va a tratar como iguales, uséase, hacen planes con otros padres que también tienen niños. En esta situación no tiene importancia que el niño se ponga potroso porque a pocos metros hay otro que le está pegando un manotazo a un tercero y un cuarto que se acaba de poner a llorar porque se le ha caído el helado. La empatía entre padres es infinita.

Cumpleaños infantil. Ese es el plan. Me temo que en breve sea para mi el único plan posible. Miedito me da. Pero como dicen mis amigas madres, “cuando seas madre comerás huevos”.

…. De momento solo me apetece una tortillita, gracias.

cumpleanos-infantil

_______________________________________

Dedicado a las futuras generaciones: Charlie, Mojito, Torrezno, Clara, Manuelito, Robert, Nico, Palomino, Lola, Gon, Javierx2, Mateo, Alexandra, Migue, Mireia, Palomita… y otros muchos en camino. No olvidéis invitarme a vuestros cumples, en el fondo y en la superficie, me encantaría ir.

La inutilidad del trabajador

Existen los profesionales y después están los demás. Para definir a los demás os voy a contar tres microhistorias tan reales como la vida misma.

  1. Historia de un taxista. Una joven se sube a un taxi. Le indica la dirección al taxista. El taxista le pregunta: ¿Por dónde se va? Respuesta: Me orino y desorino. Pero usted ¿no ha tenido que aprenderse las calles de memoria? Está claro que le ha tocado la licencia en una tómbola junto con la Barbie y la Chochona. Y si no lo sabe alma de Dios, póngase el Tom Tom que lleva pegado con ventosa en el cristal.
  2. Historia de una dependienta. Dos jóvenes se adentran en una tienda mu cara de Valencia. (Quién quiera saber el nombre que pregunte) Una de ellas se prueba un vestido. Entra la dependienta y le espeta con una voz de pito chirriante “ciudadito con los anillos no le vayáis a hacer un 7 a la prenda”. Respuesta: Primero: Raquetasso en todo el cabezorro. Segundo: No llevamos anillo ninguna de las dos. Tercero: Huelga decir que la mamarrachada que acabas de soltar es del todo improcedente.
  3. Historia de una señorita de la limpieza. Un padre de familia entrevista a una señorita de la limpieza para que se haga cargo del cuidado de sus dos niños y de limpiar la casa. Ofrece un salario razonable.Señorita. “¿Y cuales sería mis laboras?”

    Padre de familia: “Principalmente los niños pero también recoger un poco la casa.”

    Señorita “Y eso, ¿no es mucho?”

    Padre de familia: “Gracias ya la llamaremos.”

    Respuesta: Si le parece a usted voy a tener una chica para cocinar, otra para limpiar, otra para cuidar de los niños, otra para planchar y otra para que llame al timbre. Anda ya.

Y me hago la siguiente reflexión. En esta particular coyuntura con más de 4 millones de parados, trabajar es un privilegio. Entiendo las circunstancias de explotación postmoderna y capitalistas, pero de ahí a tener horchata en las venas o cerito ganas de currar, hay un mundo.

Pero, ¡qué inútil es la gente! ¡Qué not chicha not lemonade! ¡Qué poquita vida le ponen al trabajo! ¡Qué manifiesta desidia! O eso, o siempre me toca el tonto.

En fin, a veces para convertirse en empleado del mes tan solo es necesario SONREIR.

the_simpsons_employee_of_the_month_season_3

“ (…) y no soy el único que lo piensa”

La zorra de mi hermana (desde el cariño lo de hermana) y yo estamos discutiendo acaloradamente. Y de repente me dice: Pues sabes lo que te digo, que no se te puede llevar la contraria nunca o decirte la verdad porque te pones como una puta energúmena y NO SOY LA ÚNICA QUE LO PIENSA.

Cuántas veces hablamos con alguien que, además de soltar una perlita enquistada por su boca, añade la mierda esta de coletilla y encima se queda más ancho que largo.

Somos así, nos afecta lo que la gente pueda decir o hablar de nosotros.

Propongo un proceso de interiorización analítica con cosmo-encuesta incluida para que llegues a la siguiente conclusión: Me importa una soberana mierda de vaca tú y todo lo que salga por tu boca.

image

Lo primero que tienes que hacer es plantearte si esa persona, a partir de ahora la Víbora, es muy importante para tu existencia; tu camino en la vida. Si la respuesta es NO, ya estás tardando en que se te olvide el temita porque pareces tonto hij@.

Si las respuesta es SÍ, te propongo hacer la siguiente cosmo-encuesta. Imagínate lo siguiente:

Pregunta 1: Si la Víbora se muere hoy (Dios no lo quiera, ni tu ni yo lo deseamos)

  1. Cambiaría mi vida por completo. Me afectaría lo “más grande”. Habría un hueco en mi alma por los siglos de los siglos amén.
  2. Los superaría con el tiempo.

Pregunta 2: En tu futuro

  1. Ves que la Víbora está claramente presente
  2. No la ves, y tampoco te preocupa

Respuestas:

  • Dos “a” –> No puedes ser (en su sentido más amplio) sin esa mala pécora. Así que ejercita el perdón interior y perdona a la Víbora.  Lo más seguro es que la próxima vez seas tú la que se muerda la lengua y se envenene.
  • Dos  ”b” –> Puedes ser sin ella; puente de plata y a correr.
  • Una “a” y Una “b”–> Vete al loquero un ratito que no estás focused.

Y mientras tanto escúchate este temazo que mucho tiene que ver con esto.

_________________

Por cierto hermana: Te perdono.

Sentencias vitales

Qué jodido es estar jodido. Parece y es redundante, pero es una verdad como un camión de grande. Existen muchas maneras de confrontar los problemas. Hay tres que son las más habituales. La primera es darle vueltas y vueltas al coco.  Es el no-parar en el análisis de lo inanalizable; enfangarse en el barro una y otra vez como un cochino; darle el turrón (del duro, el de guirlache) a tu confesor o amigo estoico. Es un casete repetitivo con las actualizaciones diarias de la situación. La segunda es la que yo llamo “sentencias vitales”. Son una especie de memes filosóficos que, huyendo de las valoraciones subjetivas, sintetizan la solución más lógica y razonable o describen con precisión quirúrgica la situación que nos angustia. Algunos ejemplos de esta última: 1) Para quién rompe con una pareja tóxica: No hagas concesiones a quienes no tienen nada que dar, pero todo que ganar a tu lado 2) Para aquellos que he definido antes que le dan vueltas y vueltas al coco: Demasiado análisis crea parálisis. 3) Para quién  fracasa en algo: El fracaso es, a veces, más fructífero que el éxito.

Las “sentencias vitales” tienen sentido el algunos momentos, en otros, sólo resultan un consuelo fugaz. Y vuelta al casete y al turrón.

La tercera de las maneras de combatir la situación de estar jodido es la pragmática. Esto es: Si un problema tiene solución, no hace falta preocuparse. Si no tiene solución, preocuparse no sirve de nada. No sabían los chino ni ná; mira cuántos son y lo bien que se llevan.