Relaciones tóxicas: Cuando la mierda se idealiza

Publicado 05.04.2016 EN 20MINUTOS –> http://blogs.20minutos.es/el-blog-de-lilih-blue/2016/04/04/amores-toxicos-cuando-la-mierda-se-idealiza/

logo-blanco

Tengo un par de amigos que hace poco dejaron lo que yo llamo una relación tóxica. Y, ¿qué carajo es una relación tóxica? Pues hija, que mata. Ve-ne-no. Tu das el 200% y el tóxic@ da el 5% en los días buenos y en los malos te suelta un bufit y se caga en tus muertos cuando intentas apaciguarle con palabras y gestos amantísimos. La filantropía en el amor está sobrevalorada y además, no funciona.  Es básicamente una relación con equilibrio cero. Y es sobre todo una relación muy peligrosa.

Peligrosa porque este tipo de amor, a  pesar de lo que creamos no es puro o natural, sino absolutamente obsesivo. Obsesión por poseer al otro, obsesión por que te quiera, obsesión por agradar, obsesión en definitiva por mendigar el  amor de una persona que posiblemente no sepa o no quiera amar. E iré más allá, una persona que seguro, no merece tu amor.

Gabo diría que este tipo de relación es  la “crónica de una muerte anunciada” y efectivamente lo es. Siempre acaba mal.  El tóxico acaba por dejar la relación pero lo hace retratándose a sí mismo; te obliga a hacerlo a ti porque él es y siempre será un cobarde. Y lo hace sometiéndote a tal humillación que sino reaccionaras dejándole te convertirías en algo menos que un perro y perderías tu ya maltrecha dignidad.  (Nota al por-poco-perro: Felicidades. Fueron esos insólitos arrestos los que te salvaron la vida, créeme.)

Pasa el tiempo, lo has pasado putas putísimas y vuelves a amar. Pero tu cabeza sigue con el rum rum del tóxic@. Mucha parte de esta no-superación es ego. Pensabas que cambiarías a esa persona y no sólo te ha salido el tiro por la culata sino que por poco te vuelves loc@ (de obsesión, que no de amor). La energía y el tiempo que le has dedicado al fill/a de puta eixe son irrecuperables.

A mi lo que me preocupa es que mis amigos o tú  idealicéis a estos tóxic@s hasta el punto de que jamás podáis  olvidarles o amar a otra persona del mismo modo.  Así que repito aquí lo que dije: “No idealices la mierda”

Y añado: “Que es nauseabunda”

_______________

Os dejo el link de la inigualable Paquita la del Barrio que define con su canción el perfil del tóxic@Adjetivación delicada y profusa. Escuchadla. No tiene precio.

https://www.youtube.com/watch?v=9obV__MFMaY

_________

Si te gusta lo que has leído sígueme AQUI

3 casos en los que compartir en Facebook es ‘not precís’

Vale sí, Facebook nos ha ayudado en muchas ocasiones pero en muchas otras nos hace un flaco favor. Ejemplos: tres.

12628401_1129508163727922_4954172528229876497_o

1. Mensajes subliminales después de una ruptura: Mi no entender. O sea que lo habéis dejado y no os dirigís la palabra pero en cambio no tenéis problemas en lanzaros dardos envenenados en forma de “me siento” en Facebook ante todos los parroquianos amigos. Calladitos estáis más guapos. En serio: Esa foto con mensaje incluido que va dirigido a tu ex es PRESCINDIBLE, evítala. Ya escuchamos tu casette de pena y ruptura a diario; no es necesario que lo hagas multicanal.

2. Oda a la felicidad con ‘el otr@’ después de un periodo, ni corto ni largo, de luto . Después de un tiempo prudencial has encontrado a otr@ que te baila el agua. Enamorada a tope, butterflies in the stomach, ni comes, ni duermes, ni de . Y estás emperrado en que todos lo sepamos. O simplemente todo esta verborrea enfermiza de felicidad es un síntoma de que no has olvidado a tu ex y que lo único que quieres es que “le llegue” la buena nueva de lo feliz que eres sin él. Resulta sospechoso que ahora pregones en tu muro tu amor a los cuatro vientos cuando ni tan siquiera etiquetabas al anterior en las fotos en que salíais juntos. Haz introspección con urgencia.

3. Seriously: NO ERES MODELO. Quicir, no eres difícil de mirar pero no insistas en postureos sin sentido. Y yo te pregunto: ¿A qué responden  esas fotos rebuscadas o poses imposibles de falsos robados? ¡Te vas a descuajeringar un día de estos con tanta contorsión! Destierra los selfies, las fotos falsamente artísticas y baja tu ego que, como se caiga del burro, es seguro no sobreviva al impacto. ¿Podrás sobrevivir sin likes? ¿sin yo-me-mi-conmigo

Not precís.

_________

Si te gusta lo que has leído sígueme AQUI

Mi exnovia se casa: 5 cosas que no tienes que hacer

Como en todo, las relaciones amorosas pueden acabar de dos maneras:  bien o mal.

Las relaciones que acaban bien son generalmente aquellas en las que tu pareja fue tu amiga antes de ser tu novia o puede ser que, después de una relación muy larga, se os gastó el amor de tanto usarlo o de no usarlo en absoluto. Tanto en una como otra los lazos de amistad y respeto persisten.

Por eso llega el día en el que te enteras que tu ex se casa. No te enteras por ciencia infusa, sino que es ella misma la que te lo comunica.  Dada esta circunstancia, y sobre todo si tienes nueva novia, hay una serie de cosas que no debes hacer NUNCA. A saber:

  1. No llames a tu novia actual al segundo cero para contarle la buena nueva: A tu novia le importa un mierda muy grande el devenir amoroso de tu ex. Aunque tengas una repentina diarrea de sinceridad, tómate un Fortasec y contente.
  2. Si no hay remedio y ya se lo has contado, cíñete a hablar de tu libro: Ya la has cagado, boca-chancla. Evita cagarla más.  Lo primero que te va a preguntar tu novia es qué has sentido; si has sentido un vuelco en el corazón, butterflies in the stomach o una pena inusitada. Tu responderás a esta y todas las preguntas subsiguientes de este tercer grado, las siguientes frases: Me ha dejado entre fresco y tranquilo. Estoy feliz por ella. Pero lo más importante cariño es que estoy enamorado de ti y soy muy feliz contigo. Memoriza estas frases a fuego. Este es tu libro y sólo hablarás de él. Repite hasta la saciedad.
  3. No le cuentes a tu novia más detalles de los necesarios: Ni se te ocurra contarle los pormenores de tu conversación con tu ex. Evita comentarle que has sido el primero al que ha llamado para comunicarle la noticia y tampoco le cuentes que se ha puesto medio tierna cuando te ha confesado que siempre estará enamorada de ti y que jamás habrá nadie como tú. Podrá haberte puesto enorme de ego pero como se entere tu novia lo que va a ser enorme es la que te va a caer.
  4. No te autoinvites o des por hecho que estas invitado a la boda: No seas flipao. Aunque sigáis siendo buenos amigos tanto tu ex como tu novia tendrán que decir algo a este respecto. ¿Cuándo vas a enterarte de que ni pinchas, ni cortas, ni pegas, ni coloreas? Si tu novia no te deja ir a la boda o tu ex no te ha invitado porque no le ha salido de la peineta, se un caballero: envíale un ramo de flores pero no olvides tomarte otro Fortasec para que no te vuelva a dar la diarrea de sinceridad contándole esto también a tu novia.
  5. No le pidas a tu novia en ese momento que se case contigo. Ni siquiera le insinúes el tema con un y nosotros para cuándo o nosotros los próximos. Tu novia podría tener la ligera sensación de que eres un cretino oportunista . Créeme que ella ya tiene imaginado al milímetro cómo quiere que le pidas que se case contigo y te aseguro que no hay parecido remoto.

casablanca

Strong woman yo?…tururú

IMG_0497

Es totalmente cierto. Esto es lo que estás pensando tú ahora mismo al ver la foto. Vamos, que la “strong women” de la que están hablando eres tú. Ay chica, eso nos ha pasado a todas. Vamos a hacer un poquito de examen de conciencia. Seguro que tan strong, fuerte, musculosa, no eres. Ahora lo que si que eres/somos, es un rato creídas.

Lo cierto es que ni somos strong woman (alguna habrá, pronúnciate) ni nada que se le parezca, pero lo que si nos gustan son los hombres de verdad. Ni los homens, ni los homenets, ni los cagamandurrios.

-Cómo son los hombres de verdad?- os preguntaís

– Voy a ser breve pero directa. Hablo de un hombre que sea lo suficientemente valiente para tener miedo; lo suficientemente inteligente para aceptar su ignorancia; lo suficientemente honesto para no mentir. Y que me nos ame incondicionalmente, faltaría más.

-Y dónde dicen que los venden, oiga? – preguntáis de nuevo

– Me temo que están agotados y si tenéis uno en casa, os aconsejo que lo tapéis para que no se constipe – concluyo.

Propongo un nuevo lema para la camiseta: Girls love cagamandurrios….Women prefer FRENADOL

Todas tenemos derecho a creer en princesitas

princesas_tantoda_blog

Esta semana estoy espídica. He empezado un curso de eCommerce, me he aficionado al macramé y tengo pendiente hacer una mega presentación de mi portfolio que se-va-a-cagar-la-puta (perdón). Y además esta tarde he probado el maravilloso mundo de la depilación láser.

Yo me depilaba con cera. Además de que, tanto estirar no debe de ser nada bueno, estoy hasta la peineta de que me soplen 45 euros cada vez quiero quedarme barbilampiña por doquier. Así que he decidido acabar con el problema de raíz, nunca mejor dicho.

Julia, la dueña, una perla de Manacor. Guapa, profesional y simpática. Hemos conectado al instante. Marujeo a tope. Yo en cueros tumbada en la camilla y ella pasándome el cacharro láser. De traca, el bodegón. Ambas con gafas de laboratorio negras. Che, como si estuviéramos en la playa de Cullera, nena.

A las dos nos unen historias jodidas de desamor, aunque yo creo que eso nos une a todas las mujeres, aunque nos emperremos, muchas veces, en desunirnos.

Sigo.

La suya gana por goleada así que resumo:

Chica conoce a chico divorciado y con 2 hijos en Madrid. Chico es 10 años mayor. Se enamora. Se vuelve loca y se va a Madrid a vivir con él. Se entera de que, va a ser, que el hombre tiene 10 años más, o sea 50. (parece que el tío se conservaba en formol, no he preguntado). Trifulca.

Sigo.

Le perdona. Registrando sus cajones, ella se encuentra con pildoritas de viagra a gogó. Empieza a hacer recuento diario de las mismas hasta que un día no le salen las cuentas de la abuela. El dice que se va a Brasil de viaje de negocios. Ella mira su correo. Encuentra un email que le certifica que se ha ido a un hotel de dos millones de estrellas con otra. Lo llama al hotel. Le dice que, o vuelve, o ella se pira. El vuelve. (¿He mencionado que ella estaba embarazada de 5 meses? Pues ale, mencionado queda). En el impasse de la vuelta, la chica de la limpieza le dice que desde el día 1 desùes de empezar su relación con ella y no estaba, en esa casa dormía cada día una mujer distinta. (Digo yo que después de lo de Brasil, esto no nos sorprende). El fulano llega a casa. Ella lo manda a tomar viento fresco y se vuelve a Valencia.

(Me he quedado con cara de pasta de boniato un rato. Sigo en cueros)

(¡Y qué tiene que ver esto con las princesas!)

(Tranquilitos, que ya llega)

La niña también se llama Julia. Su madre me dice: “Quiero que se convierta en una niña que pise fuerte. No quiero que piense que hay príncipes azules. No existen”.

Toda mujer ha tenido una experiencia de desamor en su vida pero la mujer que verdaderamente pisa fuerte, es la que vuelve a levantarse conservando su ilusión. Y yo digo que sí existen las princesas y los príncipes azules, aunque estén en serio peligro de extinción.

Porque, no solo tenemos derecho a creer en princesitas, también tenemos derecho a serlo y  a que nos hagan sentir como tal.

Me pido Cenicienta que creo que Blancanieves, con eso de los 7, es un poco casquivana la chica.