Traducciones literales que violan y detienen

294b02dd0decb551a360d10f2052ac55

Hay que tener mucho cuidado con las traducciones literales que después pasa lo que pasa.

Un día nos pillaron fumando en el colegio a Bubby, a una amiga mía, y a mí. Lógicamente esto estaba prohibido y tratándose de un colegio americano, estaba considerado casi como un pecado capital. Mi amiga L nos pidió por favor que dijéramos que ella no estaba fumando porque sino le iba a caer la del pulpo en casa.

Decididas a asumir todas las culpas, Bubby y yo fuimos a las sala de los profesores para explicarle al principal (el cheriff de los estudiantes mayores) que L no había fumando.

Salió masticando algo. Y antes de poder articular palabra el muy cretino nos dijo que iba a llamar a casa para informar a nuestros padres y nos cerró literalmente la puerta en las narices. Todo esto en tres microsegundos y en inglés, claro.

Llegamos a casa.

Entramos al salón. Papá se levantó de una salto. Tenía la cara desencajada. Estaba asustado. Mi hermana y yo esperábamos una reacción muy distinta.

Y comprendimos todo. Maldita traducción literal.

Entre que el tío hablaba fatal español y papá estaba un poco bastante teniente, se había liado muy gorda la mandarina . Se ve que el cretino cuando habló por teléfono le dijo “Sus hijas han violado las normas y han sido detenidas”.

(Nota: 1. En el colegio cuando estabas castigado, estabas en detention 2. Violate a rule, es en inglés romper/contravenir una norma)

Pero Papá entendió que habíamos sido violadas y estábamos detenidas (en comisaría). Así que el pobrecito estaba que se subía por las paredes.

(Hasta aquí el tema de la traducción literal. Ahora viene el final de la historia)

Después de este malentendido, Bubby y yo le contamos la verdad. Le contamos que habíamos fumado las dos y que queríamos hablar con el principal para exculpar a la tercera en discordia y así evitarle tormenta en casa. Por supuesto también le dijimos que este profesor nos había cerrado la puerta en las narices y que ni siquiera nos dejó hablar.

No sé si fue por el gesto estoico hacia mi amiga, por la sinceridad en la que le expusimos los hechos,  o por el alivio al saber que sus hijas no habían sido ni violadas ni detenidas que a Papá se le olvidó por completo el tema del fumeteo. Y descolgó el teléfono.

– ¿Es usted Fulanito de tal?- pregunto Papá al cretino

Yes, soy yo. Diga usted en qué poder ayudar

– Soy el padre de Bubby y su melliza, hemos hablado recientemente. Las tengo aquí, a mi lado. Lo primero que le quiero preguntar ¿Cuánto tiempo lleva aquí en España

Sinco años aprox

– Pues en mi opinión ya podría usted manejar con más soltura el español, ¿no cree?  Y en segundo lugar: ¿es verdad que usted le ha cerrado la puerta en las narices a mis hijas?

(Se se hizo un silencio sepulcral.)

Prosiguió Papá

– En fin, tengo que decirle que si esto es verdad, como profesor es usted un mal profesor y como persona es usted un mal educado.

Y colgó. Como un señor.

______________

Si te gusta lo que has leido sígueme AQUI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s