Mi exnovia se casa: 5 cosas que no tienes que hacer

Como en todo, las relaciones amorosas pueden acabar de dos maneras:  bien o mal.

Las relaciones que acaban bien son generalmente aquellas en las que tu pareja fue tu amiga antes de ser tu novia o puede ser que, después de una relación muy larga, se os gastó el amor de tanto usarlo o de no usarlo en absoluto. Tanto en una como otra los lazos de amistad y respeto persisten.

Por eso llega el día en el que te enteras que tu ex se casa. No te enteras por ciencia infusa, sino que es ella misma la que te lo comunica.  Dada esta circunstancia, y sobre todo si tienes nueva novia, hay una serie de cosas que no debes hacer NUNCA. A saber:

  1. No llames a tu novia actual al segundo cero para contarle la buena nueva: A tu novia le importa un mierda muy grande el devenir amoroso de tu ex. Aunque tengas una repentina diarrea de sinceridad, tómate un Fortasec y contente.
  2. Si no hay remedio y ya se lo has contado, cíñete a hablar de tu libro: Ya la has cagado, boca-chancla. Evita cagarla más.  Lo primero que te va a preguntar tu novia es qué has sentido; si has sentido un vuelco en el corazón, butterflies in the stomach o una pena inusitada. Tu responderás a esta y todas las preguntas subsiguientes de este tercer grado, las siguientes frases: Me ha dejado entre fresco y tranquilo. Estoy feliz por ella. Pero lo más importante cariño es que estoy enamorado de ti y soy muy feliz contigo. Memoriza estas frases a fuego. Este es tu libro y sólo hablarás de él. Repite hasta la saciedad.
  3. No le cuentes a tu novia más detalles de los necesarios: Ni se te ocurra contarle los pormenores de tu conversación con tu ex. Evita comentarle que has sido el primero al que ha llamado para comunicarle la noticia y tampoco le cuentes que se ha puesto medio tierna cuando te ha confesado que siempre estará enamorada de ti y que jamás habrá nadie como tú. Podrá haberte puesto enorme de ego pero como se entere tu novia lo que va a ser enorme es la que te va a caer.
  4. No te autoinvites o des por hecho que estas invitado a la boda: No seas flipao. Aunque sigáis siendo buenos amigos tanto tu ex como tu novia tendrán que decir algo a este respecto. ¿Cuándo vas a enterarte de que ni pinchas, ni cortas, ni pegas, ni coloreas? Si tu novia no te deja ir a la boda o tu ex no te ha invitado porque no le ha salido de la peineta, se un caballero: envíale un ramo de flores pero no olvides tomarte otro Fortasec para que no te vuelva a dar la diarrea de sinceridad contándole esto también a tu novia.
  5. No le pidas a tu novia en ese momento que se case contigo. Ni siquiera le insinúes el tema con un y nosotros para cuándo o nosotros los próximos. Tu novia podría tener la ligera sensación de que eres un cretino oportunista . Créeme que ella ya tiene imaginado al milímetro cómo quiere que le pidas que se case contigo y te aseguro que no hay parecido remoto.

casablanca

Anuncios

El retorno de la hija pródiga y las chuletas de cordero

Joffrey_Froilán

Generalmente, a mi la nochebuena me importa un pito salvo por dos circunstancias que se repiten año tras año y son igualmente tradicionales en mi familia: el regreso de la hija pródiga y el homenaje culinario. Empecemos por lo último

El homenaje culinario: Ni marisco, ni puchero, ni bacalao, ni gaitas en vinagre.   1 Chorizo , 1 longaniza, 1 morcilla (de cebolla) y 3 chuletas de cordero para cada una. Tortilla de patatas con una pizca de cebolla para acompañar y  ali oli para que haga masa la cosa. Digestivo y acalórico.

El retorno de la hija pródiga: Quizás me he pasado con eso de la hija pródiga, porque en realidad la hija pródiga no es mi hermana, soy yo. Hasta he conseguido que mi  señora madre diga  I am your property seguido de eres mi hija predilecta y te quiero como el pulpo a la pulpa. Honestamente no imagino mayores pruebas de predilección más evidentes que estas, ¿o no?

La muy descastada tiene una vida errante como bloguera de sexo (de éxito), reportera cachonda y viajera exótica. Cada vez que a mi señora madre le menciona alguien, eso del blog, alterna dos respuestas: O bien se ruboriza tapándose los ojos diciendo ni me hables del tema o por el contrario se apresura con un todo lo que escribe es inventado.

(Mamá todo todo me parece a mi que no).

Pues resulta que se hacen las chuletas porque son la comida favorita de la mierda-la-niña  a pesar de que viene de uvas a peras. Y encima se mete con mi madre y conmigo porque no entiende que ver la tele nos hace feliz. No sólo eso, sino que la tía está cotizada al alza entre sus amigos y los pocos minutos que nos dedica, en los que no olvida reivindicar  su status quo de drama-queen permanente, son de exigua calidad.

Me acabo de acordar que el otro día le confesó  a mi madre después de 30 años que, cuando se tiraba al suelo en plena calle gritando histérica que se ahogaba mientras alzaba una de sus patas  espasmódicamente, lo hacía para llamar su atención. Qué cándida mi madre, pobre.  Y se entera ahora. Yo le hubiera dejado en el suelo para que se desgañitara un ratito.

Que me lío. Focus.

Lo que quiero decir es que en el fondo y en la superficie, ver a mi hermana es una de las cosas que más ilusión me hace el día de noche buena, después de la comida, claro. Lo que va primero va primero, siempre.

 

El puñetazo a Rajoy y la corresponsal de Antena 3

elecciones_20D-agresion_a_Mariano_Rajoy_MDSIMA20151216_0649_13

A Rajoy le han tocado la carita bien durante su paseíllo torero por las calles de Pontevedra. Lamentable y vergonzoso. En esto se han puesto de acuerdo los líderes de los principales partidos. Supongo que será la primera y última. Se nota que estamos en campaña y casi en Navidad.

El tonto a las tres, que en un principio le dio la mano y se quiso hacer la fotito de rigor para despistar y poder arrimarse después lo suficiente, afirma estar contento de haberlo hecho. Tiene 17 años y es hooligan del Pontevedra. No le falta de na al chico.

Insisto, vergonzoso.

Pero a mi me ha tocado soberanamente la peineta los informativos de antena 3 (esta noche pasada), más concretamente la fulana que ha hecho en directo la crónica sobre la notica. Ha dicho: El joven de 17 años era de una familia muy conocida en Pontevedra y tenía dinero. Pero lo ha dicho de tal manera que ha dado a entender que el hecho de que tuviera dinero hiciera inexplicable o injustificable esta acción. Era como si por dentro estuviera pensando: no me lo explico, pero si este tiene pasta y es de familia bien.

A ver querida mía, quiero dedicarle unas palabritas:

Usted lo que tenía que haber dicho es que este niñato es un cafre que está por civilizar. Y me importa un carajo que tenga o no dinero, que vaya en bici o en ciclomotor, o que su madre baile muñeiras o sea pulpeira, oiga.

A lo mejor piensa usted que el civismo y la educación son cosas de ricos y que los pobres son los que agreden. Ya le digo yo que no. Apúntelo en su moleskine para que no se le olvide.

Espero además que, a este niñato al que le falta claramente un hervor, no le de ni usted ni su cadena, ni una milésima de gloria para que explique por qué agredió a Mariano Rajoy. Primero porque no tiene justificación alguna y segundo porque me importa una plasta de vaca muy grande lo que salga por la boca de este niño, tenga o no dinero, pertenezca una familia de bien, de mal o de regular.

 

Más info sobre la noticia pincha aquí

Hoy he sabido que me hago mayor

reloj

A los treinta y poquitos tu único achaque físico suele ser que no puedes pillarte la  cogarza jueves, viernes y sábado porque te resultaría casi imposible arrastrar tu cuerpo-escombro al trabajo.

Hasta que un día te duele el culo, más concretamente el coccis y tardas 2 años en realizarte la prueba que te mandó el especialista al prediagnosticarte, una simple hinchazón.

Y llega el día en el que sientes que te estás haciendo mayor.

– Efectivamente bonica, tienes una hernia de capitán general arriba del culo. Es precoz, pero que sepas que la tienes hace mucho tiempo, que esto no son champiñones que crecen de un día a otro. Por otro lado si, como me dices, te duele el cuello es posible que tengas una hernia cervical porque generalmente cuando uno tiene una hernia seguro que tiene  amigas. Ah, veo por aquí un algo en el ovario izquierdo. No tiene importancia; parece un quiste. – Empieza a rellenar un volante para el ginecólogo y lo desliza sobre la mesa hacia mi– Vete al ginecólogo. Y hazte otra resonancia para ver las cervicales. Para la que ya tienes vete –otro volantito deslizante– a un medico rehabilitador para ponerte el culo duro. No utilices zapatos planos, haz ejercicio y no engordes.

-Pues te ha dejado apañadita en un momentito. Estás hecha una mierda, hija- sentencia mi santa madre, tan reconfortante como siempre.

Y yo que sólo creía que me dolía el culo… Hoy he sabido que me hago mayor.

A la mañana siguiente ya tenía todas las cita concertadas; me había comprado unas nike pegasus 32 con cámara de aire incorporada; y en mi paseo matutino por el river de valencia apretaba el culo en cada zancada como si no hubiera mañana .